15 may. 2007

Tiempo de elecciones


Tiempo de elecciones. Tiempos de cambios en el paisaje de la calle: los camiones de limpieza pasan con más frecuencia, aumenta la seguridad en las ciudades, se ponen primeras piedras a cada esquina, nombres a polideportivos y adjetivos a la oposición. Calles plagadas de carteles con candidatos engominados que llaman al cambio más allá del photoshop. En esos carteles nos prometen un futuro ideal a seguir por medio de mensajes efectivos. Todos los mensajes desenbocan en lo mismo: promesas entremezcladas con grandes proyectos y reformas sociales y salariales que sirven para llamar la atención de los ciudadanos. Un futuro, que lucha contra la fatal abstención, cargado de ilusión y esperanza.

Sonrisas a cambio de votos. Promesas a cambio de nada. Reproches e insultos dedicados a la competencia. Crispación y propaganda por doquier evitan al fantasma del voto en blanco. Un altavoz nos recuerda que estamos en es tiempo en que los políticos escuchan las cuestiones que más nos preocupan a los ciudadanos. Todo ellos a cambio de ganarse el voto a base de mitines, regalos y cenas. No es un mundo ideal, ni útopico, es tiempo de elecciones.

No hay comentarios: