14 abr. 2007

Esta boca es mía


Que la radio y los ordenadores se han convertido en una combinación muy provechosa es hablar de algo que se debe de dar por sabido. Pero a pesar de ello, si cojemos a una persona mayor y le soltamos de sopetón la palabra podcasting seguramente se quedará perplejo al escucharla por la rareza del término. Es un hecho normal y demostrado. A simple, el término podcast puede parecer un concepto complicado de comprender para los que no suelen darse paseos por el mundo de Internet. Pero realmente es muy fácil de definir ya que se trata, y haciéndolo de una forma esquemática, de la unión de archivos de audio dentro del blog. De esta manera, y por medio de la unión de posiblidades, podemos publicar sencillamente, nada más que tenemos que seguir unos pasos esenciales, artículos hablados que aportan un valor añadido a nuestro pequeño lugar de opinión.

Poco a poco, y con herramientas tan útiles como el podcasting, todos podemos dejarnos oír y alzar nuestra voz en un espacio tan abierto a nuevas posibilidades, y a nuevas voces, como es la blogosfera. Cada vez existen menos barreras entre los medios y el usuario. Nosotros somos el usuario y el medio a la vez. El podcasting es uno de los múltiples puentes económicos al que tenemos la suerte de acudir, pero no es el único. El futuro nos dará la razón.

No hay comentarios: