8 mar. 2007

Algo raro se cuece y no huele a patata


Si cada semana indagamos un poco por la gran red, que todo lo ve, podemos encontrar noticias raras, de esas que no dejan indiferente a nadie por la curiosidad que despiertan por sí mismas, o simplemente podemos hallarnos con otras tan absurdas como ciertas. Esta vez la perla que aúna la curiosidad y lo absurdo la encontramos en el interior de una peligrosa y explosiva bolsa de patatas.

Tras conocer esta noticia me surgen varias dudas razonables:

¿Comer patatas puede considerarse a partir de ahora un deporte de riesgo?

¿No será todo esto una rompedora y original campaña de marketing de Naciones Unidas?

¿Seguirá bailando felizmente el abuelo patatas cuando se entere de la trágica noticia?

¿ Y qué opinará de todo esto Mr. Potato y su familia?

¿Lo considerarán una ofensa contra su género?

Seguramente ejerecerá presión y pedirá responsabilidades debido a su status.

No hay comentarios: