26 feb. 2007

Defecto profesional


Cuando los estudiantes de periodismo se quejan (nos quejamos) de escuchar siempre la misma letanía sobre las 5 W's del periodismo, lo hacemos porque creemos imposible que haya alguien que no sea capaz de recordarlo cuando pretende escribir una información. Pero después de leer este articulo de Adriano Morán parece que en La Sexta tendrán que poner un cartel tras los teleprompters en el que las recuerden: Cómo, cuándo, dónde, quién, y porqué. Y si alguien se salta las reglas otra vez a empezar la carrera de cinco años y vuelta a empezar. Así de fácil.

La razón es muy simple, cuando un redactor se olvida de tres de esas cinco simples preguntas, y suele pasar bastante, (parafraseando a Jabalí Digital, decir DÓNDE ha sucedido, decir CUÁNDO pasó y, sobre todo, CÓMO coño ha obtenido la información), lo que hace es desinformar y nada más que eso. De hecho, la sensación que se le queda a uno cuando ve el vídeo que emitió la cadena es la misma que si no hubiese visto nada. La desinformación no es un matiz, es una falsedad de los hechos y eso en mi pueblo se llama MANIPULACIÓN.

2 comentarios:

Amy dijo...

Hay periodistas que deberían renunciar a que les llamen así, la verdad...

Por otra parte, cualquiera se atreve, después de ésto, a decir que los periodistas no tenemos mala fama... ¡¡vaya foto!!! XD

More dijo...

Hay periodistas que leen tan poco y se miran tanto el ombligo que nunca llegarán a reconocer sus errores. Pasa en todos los ámbitos de la vida...la verdad!

La foto refleja una verdad indudable: la prensa crea una realidad paralela a la de los ciudadanos y muy cercana a la de los políticos......