3 jun. 2007

Cobain desata la polémica desde el cielo

Bien una cosa es covertirse en un mito después de muerto y otra es utilizar una imagen tan explícita para vender unas botas. Aunque sea una campaña rompedora, prefiero que hagan publicidad de un muerto a que lo critiquen o hagan un montaje en el que regalen riñones como pipas. Es una publicidad rompedora, lo sé, pero creo que tampoco hace daño a nadie en un época en la que estamos acostumbrados a ver documentales de muertos ilustres. Dentro de lo malo la campaña de los publicistas de Staachi & Staachi no es tan horrible como la pintan.

El caso es que, los cabezas pensantes de esta prestigiosa agencia creyeron que usar la figura de ex-estrellas del rock muertas, además Cobain también hay imágenes de Joe Strummer (The Clash), Sid Vicious (Sex Pistols) o Joey Ramone, era un reclamo ideal para publicitar el producto: unas botas. Al final, el tiro les salió por la culata a los publicistas de Saatchi and Saatchi ya que acabaron despedidos fulminantemente por la empresa Dr.Martens. Las razones: la estrategia de marketing les pareció bastante osada.

¿Qué es más osado, subastar los recuerdos de un fallecido para obtener beneficios o publicitar su imagen sin mostrar nada desagradable?. ¿Qué diría de todo esto el propio Kurt Cobain?

A pesar de todo, y digan lo que digan, los rockeros siempre mueren con las botas puestas

3 comentarios:

Miguelonjeje dijo...

Buen comentario, Moreno. No me parece nada desagradable y creo que la gente se escandaliza demasiado por tonterías (pensemos en la polémica campaña de Dolce & Gabbana que algunos sectores tildaron de machista, ¡pfff!). Son ganas de criticar por aburrimiento. Y un pequeño tirón de orejas: ¡se dice publicitarios! Un abrazo y a seguir con este blog tan cojonudo. ¡PUTO CEU! jejeje

More dijo...

Muchas gracias por la corrección. La gente se escandaliza por todo lo que no sea políticamente correcto. Hay mucho contrasentido en el mundo de la publicidad

Elisa dijo...

Ahí tienes la muestra de que efectivamente la publicidad es tremendamente conservadora. Está en juego el dinero del anunciante y no se arriesgan a ofender a nadie (algo que por otro lado es muy difícil, porque estamos bastantes sensibilizados con casi todo). La creatividad tiene muchos límites en Publicidad.
Mi opinión es que para el público objetivo al que quiere llegar la marca el anuncio no es demasiado agresivo. Para otros públicos quizás sí, y ese es uno de los problemas de la publicidad en medios masivos. Eso lo está rompiendo internet, pero poco a poco...
Felicidades por tu vicio al blog. Has descubierto a un nuevo amigo en esta asignatura!