13 mar. 2007

Hallo Berlín!!!

Aprovechando mi próximo viaje a Berlín, para ver al amigo que nunca veré, estoy intentando documentarme para saber algo más de su tortuosa historia que tantos altibajos ha sufrido. Aunque soy consciente de que hasta que no esté allí y salga a pasear por sus calles no me quitaré los esterotipos que me han aportado, la tele y el cine, muchas veces de manera incorrecta; pero otras no. De los cuales les tengo mucho cariño porque me recuerdan a escenas de mi infancia: visita a la Expo´92 tocando ese trozo grafiteado de muro sin saber de su importancia o el videoclip del concierto de Pink Floyd en la capital alemana...




Sé que Berlín rezuma tanta historia que incluso dan ganas, perdonen la exageración, de chupar sus paredes para paladear su historia. Muchas cosas, buenas y malas, han sucedido en la capital de Alemania y quizá por ello merece la pena hacer un viaje para apreciarlo. Berlín debe servir de ejemplo a la historia para aprender que no se repitan épocas tan oscuras para Europa; aunque algunas sigan vigentes. Espero tener la sensibilidad suficiente de poder percibir de una manera especial el ambiente de esta ciudad tan cosmopolita como añeja.

Algo sobre el muro a manera de documental:




P.D: Estaré una semana sin escribir debido a este viaje. Espero que el anticiclón más publicitario y calientes de los últimos tiempos ( soy un exagerado) me acoja bajo su seno sin calentarme demasiado. Curiosa manera de hacer marketing.

Recomiendo algunas películas en las que Berlín ejerce como marco incomparable y esencial para el desarrollo de su acción:
Un, dos, tres.
La vida de los otros.
Good Bye Lenin.
El cielo sobre Berlín.

No hay comentarios: